Ventajas de reservar con nosotros info@myspacebarcelona.com +34 934 17 32 266

Park Güell

Situado en la ciudad de Barcelona, el Park Güell uno de los parques más bonitos de la ciudad. 

Es una obra de Antoni Gaudí situada en la parte alta de Barcelona, ​​desde donde podrás tener unas vistas maravillosas de la ciudad condal. Podrás disfrutar de un paseo rodeado de un entorno verde con obras modernistas.

 

Es un parque público con jardines y elementos arquitectonicossituado en la parte superior de la ciudad de Barcelona, en la vertiente que mira al mar de la montaña del Carmelo, perteneciente a las estribaciones de la Sierra de Collserola. El Parque Güell es un reflejo de la plenitud artística de Gaudí: pertenece a su etapa naturalista (primera década del siglo XX, periodo en que el arquitecto perfeccionó su estilo personal, a través de la inspiración en las formas orgánicas de la naturaleza, para lo que puso en práctica toda una serie de nuevas soluciones estructurales originadas en sus profundos análisis de la geometría reglada.

 

El parque debe su nombre a Eusebi Güell, rico empresario catalán miembro de una influyente familia burguesa de la ciudad colonia. Hombre polifacético y de gran cultura, fue escritos,pintor, lingüista, químico y biólogo.

 

El Parque Güell se formó por la unión de dos fincas, Can Muntaner de Dalt y Can Coll i Pujol,en la llamada «Montaña Pelada» (hoy dí Monte Carmelo), adquiridas por Güell en 1899. El terreno había pertenecido al marqués de Marianao (alcalde de Barcelona en 1905-1906 y 1910-1911), promotor del Parque de Samà en Cambrils, obra de Josep Fotserè (1882), uno de los maestros de Gaudí.

 

Fue el conde Güell quien proyectó convertir la falda de la montaña en una urbanización, encargo que encomendó a Gaudí, con el que mantenía una fructífera relación profesional desde 1878, fecha en que el empresario quedó impresionado con el talento del joven arquitecto al ver una obra suya (una vitrina realizada para la Guantería Comella) en la Exposición Universal de París de ese año. Junto con Gaudí trabajaron algunos de sus colaboradores más habituales, como Josep Maria Jujol, Francesc Berenguer, Joan Rubió y Llorenc Matamala. Las obras corrieron a cargo del contratista Josep Pardo i Casanovas.

 

Güell y Gaudí tenían en mente un proyecto al estilo de las ciudades-jardín inglesa (lo que queda manifiesto en la  ortografía inicial Park Güell), siguiendo las teorías de Ebenezer Howard. El conde Güell tenía experiencia con la organización laboral inglesa, como se vio reflejado en su proyecto de ciudad obrera de la Colonia Güell en Santa Coloma de Cervelló. Asimismo, Güell se inspiró para las zonas ajardinadas en el Jardín de la Fontaine de la ciudad de Nimes, donde vivió en su juventud.

 

En 1969 el Parque Güell fue nombrado Momunmento Hisórico- Artístico de Carácter Nacion, y en 1984 la UNESCO lo incluyó dentro del Lugar Patrimonio de la Humanidad. 

 

El Parque Güell se puede visitar todos los días de forma gratuita, aunque en breve será necesario pagar para acceder a el. Se llega a él con el metro, aunque las estaciones se encuentran a cierta distancia. Accediendo desde la estación de Vallarca se pueden utilizar unas ecaleras mecánicas para amenizar parte de la cuesta. Además, se puede llegar con los autobuses urbanos o con el autobús turístico que recorre todos los puntos de interés de la ciudad.